PRIMERA CONSULTA GRATUITA

LLÁMANOS 695.767.002

Terrores nocturnos

   

Los terrores nocturnos suelen ocurrir de dos a tres horas después de que el niño concilie el sueño. Por lo general, la transición entre los distintos estados del sueño sucede con suavidad, pero en ocasiones el niño se agita y se asusta, esa reacción de miedo es el terror nocturno.Durante un terror nocturno, un niño puede incorporarse y sentarse en la cama súbitamente y ponerse a chillar o gritar como si estuviera sumamente angustiado. La respiración y el ritmo cardíaco se le pueden acelerar, puede empezar a sudar, a agitarse y a comportarse como si estuviera sumamente alterado y asustado.

Si los terrores nocturnos derivan en posibles lesiones o resultan perturbadores para los miembros de la familia, requieren tratamiento. En general, el tratamiento se centra en promover la seguridad y eliminar las causas o los desencadenantes.

Patologías más comunes

En Inpsiko disponemos de un equipo psicología infantil altamente cualificado, con una amplia formación y experiencia en atender a niños y niñas que presentan dificultades en su desarrollo emocional, social y conductual.