¿En qué podemos ayudarte?

Psicología educativa y clínica

El tratamiento cognitivo-conductual se basa en la idea de que son nuestros pensamientos, nuestras conductas y las consecuencias de dichas conductas las que originan y mantienen los conflictos.

El cambiar cómo pensamos es un camino rápido y práctico para cambiar cómo sentimos, hablamos y escuchamos. Es decir, que aprendiendo a controlar nuestra poderosa mente, aprendemos a controlar nuestra vida.

El Gabinete Inpsiko le ayuda a superar problemas relacionados con:

  • Depresión, ansiedad, estrés (solución de problemas).
  • Trastornos de la alimentación:
    • Anorexia.
    • Bulimia nerviosa.
    • Ingesta compulsiva.
    • Obesidad.
  • Psicología inmunológica.
  • Pareja.
  • Apoyo psicológico a las mujeres:
    • Mujeres maltratadas.
    • Acoso en el trabajo.
  • Apoyo psicológico a los hombres:
    • Hombres maltratadores.
    • Hombres maltratados.
    • Problemas psicoafectivos.
    • Problemas en el trabajo.
    • Problemas sexuales: adicción e impotencia.
  • Niños y adolescentes:
    • Problemas de conducta.
    • Trastornos afectivos.
    • Enuresis y encopresis.
    • Trastornos del sueño.
    • Problemas de atención y comportamiento.
    • Fracaso escolar.
    • Trastornos del comportamiento alimentario.
    • Maltrato infantil.
    • Pérdida de seres queridos.
    • Separación de los padres.
    • Adopción y acogimiento familiar.
  • Autoestima. 

Inicio >> Psicología

En nuestro centro Inpsiko el procedimiento de trabajo consta de 4 fases:

FASE 1

En una primera fase se recogerá toda la información que pueda ser relevante al problema, se analizarán las causas por las que se ha podido originar el problema y las causas que lo mantienen en la actualidad. En definitiva, comprender por qué se está produciendo, de qué factores depende, y por qué motivos la persona es incapaz de resolverlo sin ayuda profesional.

FASE 2

En una segunda fase, una vez recogida la información, se propondrá una hipótesis explicativa de cómo se originó el problema y cómo se mantiene. Esté modelo explicativo es fundamental ya que en él se basa la elección de las técnicas más adecuadas para superar el problema.

FASE 3

Una tercera fase y la más importante de todas es la INTERVENCIÓN. El objetivo de la terapia es dotar al paciente de las habilidades y recursos necesarios para que sea él/ella mismo/a quien pueda manejar las dificultades, las interiorice en su repertorio de conductas y pueda aplicarlas en el futuro. Por lo general, los comportamientos problemáticos pueden desaprenderse de la misma manera que lo aprendimos. Además, la mayoría de soluciones no son difíciles, un psicólogo/a puede ayudarte a encontrarlas y ponerlas en práctica para mejorar nuestros niveles de bienestar, conservar nuestro trabajo, promover y mejorar las relaciones sociales y/o volver a disfrutar con nuestra pareja.

FASE 4

La última fase es la de Seguimiento. Una vez aplicadas con éxito las técnicas aprendidas el problema comenzara a desaparecer progresivamente. Cuando se van cumpliendo los objetivos propuestos las sesiones comenzarán a dilatarse en el tiempo (quince días, un mes, tres meses,…). El último fin de la intervención es que el paciente controle por sí mismo los problemas que han surgido y puedan surgir, de una manera segura e independiente. Esta fase se llevará siempre que se considere necesaria.