¿En qué podemos ayudarte?

Logopedia. Afasia y disfasia

logopediaAunque la afasia y la disfasia son dos términos médicos que se refieren a los mismos caracteres patológicos, existe una diferencia fundamental que justifica el uso de uno u otro término.

Los pacientes que sufren cualquiera de estos desórdenes presentan dificultades notorias en sus capacidades logopédicas. Los problemas más extendidos y aquellos que sugieren la necesidad de concertar una cita con un especialista de confianza son: la incapacidad para comprender el lenguaje, la dificultad para pronunciar independientemente de la falta de coordinación o tonificación muscular, el no poder iniciar la conversación de forma espontánea, la anomia y la imposibilidad de formar palabras, la enunciación pobre, la creación excesiva de neologismos para facilitar la expresión, la carencia de habilidad para repetir una frase, la repetición continuada de una misma sílaba (también palabras e incluso frases), la parafrasia, el agramatismo y la disprosodia, la dificultad al leer y escribir, la enunciación de frases incompletas, la capacidad verbal limitada, el habla incoherente y, finalmente, el desorden en el discurso.

Cuando estos síntomas son patentes en niños de corta edad que aún se inician en el aprendizaje del habla nos referimos a la afasia. Cuando el problema surge de repente tras un episodio traumático (ictus, traumatismo craneoencefálico o similar) hablamos de disfasia.

En el primer caso la logopedia es una ayuda determinante. Cualquier padre debería acudir con su hijo o hija (esta condición es más común en varones en cualquier caso) para establecer un plan logopédico orientado a minimizar los efectos perniciosos de la afasia en nuestros pequeños, hacer remitir las dificultades que el joven experimenta y, por último, superar la condición.

En el caso de la disfasia, el nuevo estado puede influir fuertemente en el ánimo y bienestar psicológico del afectado. Para mejorar la calidad de vida del paciente es adecuado practicar ejercicios bajo la supervisión de un especialista. Estos ejercicios estarán orientados en todo caso a espolear las zonas del cerebro dañadas y a reducir la frustración que las personas disfásicas puedan encontrar a raíz de las dificultades que surgen durante el entrenamiento.

En Inpsiko tenemos una gran experiencia en este tipo de problemas del habla y ayudamos a nuestros clientes a alcanzar su mejor discurso. Para ello seguimos todo tipo de metodologías como las terapias de copia y recuerdo (CART), la terapia de comunicación visual (VIC), la terapia de acción visual (VAT), el tratamiento de comunicación funcional (FCT), la promoción de la efectividad de la comunicación afásica (PACE) y muchos otros.

No dudes en contactar con nosotros si necesitas realizar una consulta, somos especialistas en el campo y estaremos más que encantados de ayudarte.