¿En qué podemos ayudarte?

Atención temprana. La importancia de detectar pronto los problemas

atencion tempranaLa atencion temprana se aplica a los niños pequeños o en edad escolar, con el objeto de descubrir y prevenir cualquier déficit que los mismos puedan sufrir y atender las necesidades especiales que puedan afectar a su desarrollo. Mediante la atención temprana se prestan a estos niños y a sus familiares los servicios necesarios para disminuir el impacto de cualquier déficit o enfermedad de los niños. La atención temprana puede ser correctiva o preventiva, remediar problemas de desarrollo ya existentes o impedir que aparezcan.

Los programas de atencion temprana pueden desarrollarse con el menor o combinarse con el tratamiento del niño también en el seno familiar. El servicio de atención temprana abarca la identificación del déficit o problema concreto, su correcto diagnóstico, la derivación a los servicios médicos precisos y los programas de intervención directa para su corrección. La atención temprana puede comenzar en cualquier momento desde el nacimiento hasta la edad escolar del menor. Sin embargo, hay muchas razones para que comience lo antes posible.

En el caso de los niños con un cociente intelectual más elevado que la media, la atención temprana consigue mejorar su desarrollo, prestarle el apoyo necesario dentro del seno familiar y desarrollar todas las facultades del niño para que él mismo y su familia se beneficien al máximo y les saquen el mejor partido dentro de la sociedad.

Las investigaciones han demostrado que el ser humano se desarrolla más rápidamente en la edad preescolar. Este es un momento particularmente importante, pues si no se interviene con acierto el niño corre el riesgo de perder la oportunidad de aprender en un estado de máxima alerta. Si este momento más propicio para la enseñanza no se aprovecha, el niño puede tener dificultades para el aprendizaje de una habilidad particular en un momento posterior.

Mediante la atencion temprana se corrigen las deficiencias de los niños con dificultades de aprendizaje y se previene la aparición de problemas futuros, como la frustración de los menores, el estrés familiar, la tensión y la impotencia del propio pequeño y de sus familiares. Las familias de niños con alguna discapacidad o deficiencia tienen más problemas familiares. La atención temprana ayuda a los padres a saber comportarse con sus hijos, a buscar la información necesaria sobre el problema concreto y a tener una mayor habilidad para ayudar y dar apoyo a sus hijos.

La atención temprana facilita un mejor desarrollo y educación del menor, disminuyendo la dependencia del niño con su familia y con las instituciones sociales, aumentando las posibilidades de que el menor adquiera la formación adecuada que en el futuro le proporcionará un empleo, le hará independiente y le dará una mejor calidad de vida, integrándolo plenamente en la sociedad.